06 fotograma de SSSSS (2020) (c) Marc Vives 1600×650

La obra se ha llevado a cabo gracias a una Beca Multiverso a la Creación en Videoarte

Marc Vives presenta en el MACBA ‘SSSSS’, una película sobre la conexión con el territorio costero desde la voz y la natación

El 22 de octubre se estrena ‘SSSSS’ (‘Sand Sea Sun Sex Sangría’), una obra fruto de las Becas Multiverso 2018 en la que Marc Vives se acerca al paisaje de la Costa Brava desde el mar, para preguntarse sobre sus raíces nadando y cantando. Será en la primera edición de Panorama, una exposición colectiva de proyectos interdisciplinarios que el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA) acoge bajo el título “Apuntes para un incendio de los ojos”.

22 octubre, 2021

Perfil

Marc Vives

Más información

Marc Vives

Web

Fue en 2018 cuando Marc Vives -un artista cuya investigación se mueve entre lo performativo y lo visual, con un interés particular por el sonido y la voz- descubrió que el mar podía ser su taller artístico. “Tenía interés en indagar sobre la montaña de Montjuic, con la que tengo una relación biográfica y doméstica. El sistema tradicional de investigación -en una biblioteca, por así decir- no funcionaba y entonces empecé a nadar en la playa de la Barceloneta. Desde la orilla está oculta, pero si te alejas doscientos metros mar adentro Montjuic surge a la vista y al acercarme a ella desde el mar, con una actividad performativa que consistía en nadar y cantar se estableció una conexión con la montaña que me aportaba mucha información sobre ella y sobre mí mismo. Esta rutina se convirtió en mi trabajo, como quien va a pintar cada día a su taller sabiendo que de esa disciplina surgirán elementos desde los cuales ir construyendo”.

Vives decidió entonces trasladar esta estrategia a la Costa Brava con un doble objetivo. El primero era acercarse a las producciones audiovisuales rodadas en ese lugar -por la que desfilaron nombres como Joseph Mankiewicz, Orson Wells, Luis Buñuel, José María Forqué o Josep Maria Forn-  y tomar aquellos aspectos relativos a lo vacacional, a la fiesta, al uso y abuso del territorio. Y, al mismo tiempo, explorar la experiencia de ser lugar -ser Costa Brava- a través de un acercamiento físico; ser huésped y cohabitar con otros huéspedes: el mar, las rocas, el atardecer, las líneas de edificios o los parajes salvajes… Este es el proyecto que presentó a las Becas Multiverso y que ha dado lugar a ‘SSSSS’.

Se trata de una producción de 34 minutos rodada mientras Vives -pertrechado con una cámara en la cabeza- nada y canta en una veintena de parajes. “Para el proyecto ajusté la disciplina respecto a mi experiencia inicial, de modo que pudiera hacer recorridos más largos -de hasta cuatro kilómetros-, perimetrando la costa y siempre de norte a sur. También escogí rodar fuera de la temporada vacacional, porque si buscas conectar con el paisaje, el entorno es más limpio cuando se reduce la presencia humana y de embarcaciones”.

La voz se une a la acción de nadar en este proceso: “Canto en reacción a lo que veo, como si se tratara de un médium. No escojo previamente el tipo de sonido o registro y no intento conceptualizarlo porque quiero preservar la libertad de la conexión entre el entorno y lo que soy yo, la libertad de estar ahí -a veces sumergido, a veces en superficie-, cantar y captar cosas”.

Un algoritmo informático para la edición

Para la edición de este proyecto videográfico, Vives se procuró la ayuda de un informático -Christian Cherene- “para diseñar un algoritmo que, una vez introducidos los brutos de la grabación, selecciona los fragmentos en función del sonido de la voz”. Este procedimiento aporta dos elementos de interés. El primero, hace notar el artista, “es que al aplicar filtros matemáticos que separan automáticamente lo que el sistema considera que es voz humana de lo que no, me permite -aunque luego siempre hay decisiones de postproducción- no tener una relación analítica con el trabajo, que, por así decir, pone el acento en la acción de nadar y de cantar”. Y ahí entra en juego la segunda ventaja de introducir una edición por algoritmo: “Parte de la edición la hago en el mar, pues según cante o no, según emita un tipo de sonido u otro, escoja cierta melodía o ritmo o cada cuánto tiempo los cambio estoy dando indicaciones al algoritmo. De esta forma simultaneo el tener un control en el agua con que mi aprendizaje es más completo al ver cómo una máquina hace la edición por mí. Y consigo que lo importante sea nadar y no qué película sale”.

Vives destaca cómo el propio proceso constituye una investigación: “No me pregunto por qué si la línea de costa está salpicada de edificios hago un sonido y desde luego no busco que sea uno en particular (más percutivo o de rechazo, por ejemplo, ante una intrusión urbanística). El paisaje no actúa como una partitura y el canto no es analítico porque nadar es, de hecho, una actividad bastante meditativa que propicia el estar ahí sin nada premeditado. Se parece más a una danza que no sale de forma programada; nadar es una forma de explorar, de investigar y ver a dónde me lleva eso…”.

En este sentido, el artista quiere transmitir, a través de la cinta que se presenta en el MACBA hasta el 27 de febrero de 2022, “la intensidad del trabajo que llevo a cabo conmigo mismo y con la costa y que queda concentrada en esos cantos que entablan una relación directa con el paisaje. No son palabras, sino construcciones fonéticas, sílabas inventadas, modulaciones de la voz… La intensidad pasa no por un código conocido, sino por un lenguaje que se está construyendo en ese momento y que expresa una conexión ancestral con el grito o la fiesta…”.

Por último, apunta cómo “la Beca Multiverso ha sido el elemento imprescindible para que pudiera prosperar un proyecto que de otra manera se habría quedado ahí. Me ha permitido moverme con tranquilidad, dedicar el tiempo a nadar con frecuencia y contar con todo el asesoramiento necesario -desde adquirir las habilidades para recorrer distancias largas a las que no estaba acostumbrado hasta el acompañamiento informático o la investigación sobre cuestiones de cuerpo y voz- para llevarlo a cabo. Además, ha abierto un camino: pienso seguir nadando y explorando la riqueza que he descubierto aquí. De hecho, este es un proyecto de vídeo abierto que tiene que crecer”.