juan-del-junco

Juan del Junco

Beca Multiverso a la Creación en Videoarte

2014

Proyecto: ‘El mensaje’

 

BIOGRAFÍA

MÁS SOBRE

Juan del Junco

Exposición

MULTIVERSO

Juan del Junco (Jerez de la Frontera, 1972) es licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla, miembro fundador de The Richard Channin Foundation a finales de los noventa en Sevilla.
Ganador del IV Premio Internacional de Fotografía Contemporánea Pilar Citoler en el año 2010 y del Premio Cortes de Cádiz en Creación Artística Contemporánea, ha sido beneficiario de varias becas, entre ellas la de la Casa Velázquez, la Beca para Proyectos de Fotografía de Caja San Fernando Joven Autor Andaluz y la Beca de Artes Plásticas Daniel Vázquez Díaz.
Ha participado en numerosas exposiciones individuales y colectivas, entre ellas ‘Conceptual Andalusia: Européens’ en vol en el Museo Nacional de Ciencias Naturales (Madrid), ‘El sueño del ornitólogo II (del Phylloscopus sibilatrix a la Oxiura jamaicensis)’ en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (Sevilla) o ‘Juan del Junco’. ‘Lejos del paraíso’, en el Patio de Escuelas Menores del Centro de Fotografía de la Universidad de Salamanca.
Su obra está presente, entre otras colecciones, en el MUSAC; Artium; Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC), CAC Málaga; Centro de Fotografía de la Universidad de Salamanca; Es Baluard; La Colección DKV o la Colección Caja Madrid.

PROYECTO

‘El mensaje’, 2016
(Vídeo, 29′)

‘El mensaje’ es ante todo una obra de gratitud, un alegato y un intento de ayuda.
Durante años he trabajado sobre el mundo de la ornitología como marco de referencia. He descrito, clasificado y utilizado imágenes de aves para crear metáforas… Es obvio que las aves, con su ayuda en mi trabajo, han estado presentes, me han fortalecido como artista y me han ayudado a encontrar el grado de honestidad que se presupone a cualquier creador de cualquier disciplina. Estaba, pues, en deuda con ellas; necesitaba realizar un trabajo útil, un alegato.
El mensaje es un bello y sonoro canto de un ave, pero es un canto triste, una reprimenda, un canto desesperado del que ya habitaba en este mundo miles de años antes de nosotros.
Tal vez pueda parecer un poco soberbio, pero yo me considero un simple traductor.

La comisión evaluadora ha elegido este proyecto “por su compromiso con la defensa de la naturaleza a través de la representación anticonvencional del paisaje y de la colaboración con instituciones académicas, científicas y conservacionistas. Arte y ciencia se encuentran en su acercamiento a la ornitología que, en este proyecto, aporta su dimensión sonora, con una ficcionalización del lenguaje de los pájaros”.